DHEC: Riesgos del aborto
Skip to content


Posibles Riesgos de los Procedimientos Abortivos

Son raros los problemas graves con abortos legales. El riesgo de que una mujer muera en la práctica de un aborto legal es bajo. El método abortivo usado, el tiempo de embarazo y la edad de la mujer influyen a este riesgo. El riesgo de morir durante un parto es 14 veces mayor que el riesgo de morir durante un aborto legal.

De acuerdo a la información de 2002 de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la tasa de mortalidad de mujeres que tienen abortos legales fue de 0.7 abortos relacionados en muertes por cada 100 00 abortos inducidos legales. La información de 2006-2008 sugiere que la tasa de mortalidad de abortos es aún menor a 0.7. De acuerdo al Sistema de Mortalidad en Embarazos del CDC, en 2010, el año más reciente para el que se tuvo información disponible, se identificó que 10 mujeres murieron como resultado de complicaciones por abortos legales inducidos. Sin embargo, el CDC no ha publicado una tasa de mortandad desde 2002.

Algunas mujeres pueden experimentar sentimientos temporales de tristeza o estrés cuando toman la decisión de ponerle fin a un embarazo. Sin embargo, las mujeres que han elegido someterse a un aborto se encuentran al mismo nivel de salud mental y emocional que no se han sometido a un aborto y mujeres que mantienen un embarazo no deseado por alumbrar. La salud mental actual y previa y las circunstancias de la vida son más influyentes después de un aborto que el aborto en sí.


Cuando Se Realiza Durante los Primeros Tres Meses

Los abortos realizados durante los tres primeros meses de embarazo son más seguros y sencillos que aquellos realizados después de los primeros tres meses. Pueden presentarse algunas molestias, ya sea durante un aborto quirúrgico o un aborto con medicamentos, muy similares a los calambres menstruales.

Cuando Se Realiza Durante el Segundo Trimestre

Los abortos realizados durante el segundo trimestre de embarazo son más complicados que aquellos durante el primer trimestre. A pesar de que aún son seguros, hay una gran probabilidad de que se presenten problemas luego de un aborto realizado en un segundo trimestre de los que hay en uno realizado en un primer trimestre. Muchas mujeres experimentan algunas molestias durante el procedimiento y tienen algunos calambres después del mismo.

Después del Procedimiento de Un Primer o Segundo Trimestre

En raras ocasiones una mujer puede experimentar algunos problemas después de practicarse un aborto. Y puede incluir los siguientes:
• Un aborto incompleto, que puede requerir que la mujer tenga un aborto quirúrgico
• Una infección en los órganos reproductivos femeninos
• Sangrado intenso, o
• Daño al útero o cuello uterino

Es importante contactar a su profesional médico si usted:

• Empieza a experimentar fiebre
• Experimenta dolor intenso o sensibilidad en su zona pélvica, abdomen bajo y/o espalda baja
• Experimenta sangrado vaginal muy intenso, o
• Nota un olor muy malo proveniente de su vagina

Su profesional médico le explicará:

• Los riesgos del tipo de aborto que elija
• Los posibles problemas que pueda experimentar durante y después del aborto
•Cuando debería llamar o volver a la clínica si experimenta problemas después del aborto.

Abortos en el Tercer Trimestre (Tardíos)

En los últimos tres meses de embarazo, solo se realiza un aborto para salvar una vida o la salud de la mujer. De acuerdo a las leyes de Carolina del Sur, en los últimos tres meses de embarazo, sólo se practica un aborto con el consentimiento de la mujer embarazada.

Si es casada, su esposo también debe proporcionar su consentimiento.

Sólo debe practicarse en un hospital certificado.

Además, el médico de la mujer y un segundo médico debe establecer por escrito que el aborto es necesario basado en su mejor juicio médico para salvar la vida o salud de la mujer. El segundo médico no puede estar relacionado a o trabajar en un consultorio privado con el médico de la mujer.

En el caso de practicar un aborto para preservar la salud mental de la mujer, esta razón debe establecerse por escrito por un psiquiatra. El psiquiatra no puede estar relacionado a o trabajar en un consultorio privado con el médico de la mujer.
No son comunes los abortos tardíos realizados en Carolina del Sur.

Referencias

  • Adler, N. E. Abortion and the Null Hypothesis. (2000). Archives of General Psychiatry, 57, 785-786.
  • Adler, N. E., David, H. P., Mojor, B. N., Roth, S. H., Russo, N. F., & Wyatt, G. E. (1990). Psychological responses after abortion. Science, 248, 41-44.
  • Lichtman, R., Simpson, L. L., &Rosenfield, A. (2003). Dr. Guttmacher's Pregnancy, Birth, and Family Planning. New York: New American Library.
  • Hatcher, R.A., Trussell, J., Nelson, A. L., Cates, W., Stewart, F.H., &Kowal, D. (2007). Contraceptive Technology (19th ed.). New York: Ardent Media, Inc.
  • Henshaw, R., Naji S., Russell, I., & Templeton, A. (1994). Psychological responses following medical abortion (using mifepristone and gemeprost) and surgical vacuum aspiration: a patient-centered, partially randomized prospective study. ActaObstetriciaetGynecologiaScandinavica, 73, 812-818.
  • Kero, A., Hogberg, U., &Lalos, A. (2004). Wellbeing and mental growth long term effects of legal abortion. Social Science and Medicine, 58, 2559-2569.
  • Major, B., Cozzarelli, C. M., & Cooper, L. M. (2000). Psychological responses of
  • women after first-trimester abortion.Archives of General Psychiatry, 57, 777-784.
  • Major, B.,Appelbaum, m., Bechman, L., Dutton, M.A.,Russo,N.F., & West, C.(2009) Abortion and Mental Health:  Evaluating the evidence. American Psychologist,64(() 863-890, doi:10.1037/a0017497
  • Raymond, E.G., & Grimes, D.A. (2012).  The comparative safety of legal induced abortion and childbirth in the United States.  Obstetrics and Gynecology, 119(2 pt 1), 215-219, doi:10.1097/AOG.0b013e31823fe923
  • Urguhart, D. R. & Templeton, A. A. (1991). Psychiatric morbidity and acceptability following medical and surgical methods of abortion. British Journal of Obstetrics and Gynaecology, 98, 396-399.

Imprima su declaración de paciente confirmando el acceso a la información.